La sexualidad de papá

Cuando sabemos del nacimiento de algún bebe lo primero que preguntamos es por el sexo de esta personita: ¿fue niño o niña?

Esta pregunta que parece tan insignificante no es tan inocua, ya que influye en mucho de lo que seremos en el futuro.

Al nacer, al saber el sexo, viene consigo una asignación de género: ¡ah!, fue niño; es varón; es hombre!

Cuando hacemos esta clasificación binaria entre hombres y mujeres también vienen las expectativas, en este caso del niño, que generará lo que se espera de él y como debe ser y comportarse, a lo que se le denomina roles de género, papel que tendrá que cumplir como todo un varón.

El ser hombre conlleva aprendizajes en la sexualidad; habrá ciertos valores, intereses, permisos y sentimientos, la mayoría de las veces distintas a los que se les educará a las mujeres, dando así a la construcción de una sexualidad masculina y femenina diferentes.

No pocas mujeres notan en sus parejas que son poco tiernos, dulces y cuidadosos en su acariciar; que son apurados en el previo sexual que son genitalizados, escasos de expresión y poco comunicativos de sus afectos.

Fina Sáenz, sexóloga española, refiere que los hombres tenemos una sexualidad muy focalizada en zonas muy específicas en detrimento de toda la globalidad del cuerpo.

La autora refiere que de la sexualidad el varón ha sido educado en la eficiencia, en el quedar bien, en rendir como todo un hombre y ser el responsable del placer de su pareja. Por ello vive tan cargado de ansiedad en su desempeño sexual.

La propuesta del sexólogo mexicano David Barrios es que los hombres resignifiquemos nuestra vida erótica, que reaprendamos a vivir nuestra sexualidad con más calma, sin prisas, con ternura, descubriendo todos los metros de nuestra piel; ser amble y cariñoso con nuestra pareja, permitiéndonos la libre expresión de nuestras emociones y temores.

Nuestras compañeras estarán agradecidas de que ello ocurra y ganaremos los dos en el disfrute de nuestro goce sexual.

Psic. Héctor Orozco Gómez.

Sexólogo y Terapeuta de pareja.

Certificado por la Federación Mexicana de

Educación Sexual y Sexología (FEMSS)

Cel 44-31-58-34-56

Email. hecsex@hotmail.com

DÉJANOS TU COMENTARIO